Había una vez un cometa ISON

Entre diarios y revistas, luego de una Súper Luna que no fue tan súper, y un Sol que resultó bastante más aburrido que lo esperado, lo próximo es el cometa ISON. Este cometa, cuyo nombre de catálogo —o número telefónico— C/2012 S1, probablemente será visible a mediados de noviembre y, si sobrevive su sobrevuelo al Sol, durante diciembre. De él, algunosexpertosdicenque se verá tan brillante como la Luna; otros, sensatos y aburridos, dicen que será tan brillante como el lucero. Y otros, más sensatos y más aburridos —y, quién sabe, científicos—, no saben qué esperar.

(Actualización del 16-XI-2013: El cometa ISON ya es visible a simple vista. Hay que buscarlo media hora antes del amanecer, cerca de donde estaría por salir el Sol.)

El cometa ISON visto por el Telescopio Espacial Hubble el 17 de octubre de 2013
El cometa ISON visto por el Hubble el 17 de octubre de 2013.
Créditos: NASA, ESA, and the Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

Los cometas deben ser los objetos con el mayor potencial de crear un espectáculo impresionante, siempre y cuando se aproximen al Sol más que Marte, y la Tierra esté lo suficientemente cerca para presenciarlo. Aunque un poco extravagante, uno de sus mayores exponentes es Plutón, aquél planeta —enano— que no es un planeta y que, si se arrimara lo suficiente al Sol, le crecería una cola. Por lo general, los pasan desapercibidos: son pequeños y están lejos. Cada tanto, alguno se acerca lo suficiente; pero aun así los muy impactantes son pocos.

La vida de este cometa, que quizás sería mejor llamar Nevski–Novichonok, en honor a sus descubridores, no es distinta a la de otros: rodeada de preguntas como: ¿Qué pasará? ¿Sobrevivirá su sobrevuelo por el Sol? ¿Cómo será su curva de luz? —¿qué tan brillante se verá a lo largo del tiempo?—. ¿Se están cumpliendo las predicciones? ¿Se desarmará antes de llegar al Sol? ¿Se cumplirán la predicciones?

Curva de luz teórica y observada del cometa ISON compilada el 15 de noviembre de 2013
Curva de luz teórica y observada para el cometa ISON,
compilada el 15 de noviembre de 2013 por Matthew Knight
Fuente: CIOC

Lamentablemente, estas predicciones sobre cuánto debería brillar no se estuvieron cumpliendo muy bien. Con una mirada atenta puede notarse que la curva de luz formada con observaciones no coincide con la curva modelada. Digamos, se parecen, pero las observaciones van formando una curva menos suave de lo que se esperaba. Y ocurre algo raro: ISON se va a ver tan brillante como la Venus, la curva de luz que no logra aproximar su comportamiento lo dice. Ese hecho hace que cualquiera de las afirmaciones tan brillante como la Luna o como Venus tengan, en principio, poco fundamento científico. Y las afirmaciones de los científicos no son científicas solo porque ellos son científicos, requieren cumplir ciertas reglas para que adquieran ese carácter; el argumento de autoridad no es válido. De aquí, solo se puede decir que no hay muchas certezas: cualquier cosa puede pasar y, entre más exagerada sea una predicción, menos probable se vuelve.

 

La astronomía es algo apasionante. Todo el tiempo aparecen cosas que nunca antes nadie vio y los cometas seguro tienen el potencial más grande de todos para crear espectáculos extraordinarios. Sin embargo, a veces, y no solo con los cometas, esa expectativa resulta demasiado fuerte y nos olvidamos de que a la naturaleza poco le importan nuestras necesidades deseos y prejuicios. Y, cuando nos descuidamos, empezamos a hacer que las observaciones se ajusten a la teoría, en vez de que la teoría —las predicciones— se ajusten a las observaciones.

 

Nota del autor: ISON quizás pueda verse a simple vista a mediados de noviembre, o durante diciembre, en el caso de que sobreviva su sobrevuelo por el Sol. Para más recibir más noticias sobre el estado de este cometa, puede seguir a Astronomy&Co en Facebook o en Twitter.

Si te gustó —o no— lo que acabás de leer, podés dejar un comentario, compartir el artículo, seguír a Astronomy&Co en Twitter o Facebook.

¿Querés leer algo más? Por qué no probás con:
adonde cualquier cosa es única y no va a haber nada igual;
el famoso eclipse penumbral parcial de luna; o
los días de primavera que nunca son primavera.

¡Gracias por leer!

Un comentario sobre “Había una vez un cometa ISON”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *