Los días de la primavera que nunca son primavera

El día de la primavera es un día sagrado. Se hace 21 de septiembre y, de repente, de golpe, empieza el calorcito, el clima primaveral. Es un día de borracheras y fiestas, en casas, plazas y playas. Al mismo tiempo, es el día del estudiante, así que la justificación para  borracheras y fiestas es doble —y el día es el doble de sagrado—. Encima, la primavera nunca empieza el 21 de septiembre.

Un jardín colorido de primavera
Un jardín colorido de primavera — Por Anita Martinz

—¿Cómo que no? Está en el calendario, es el veintiuno. Está arreglado así.

Continúa leyendo Los días de la primavera que nunca son primavera

Adonde cualquier cosa es única y no va a haber nada igual

La Luna eclipsó —ocultó— a Venus hace una semana. Fue un evento que no va a volver a repetirse en algún tiempo y, cuando se repita no será igual: ¿en qué fase estará la Luna? Un evento tan importante, tan grandioso, tan único, un evento tan tan del que, cinco días después, nadie habla más.

Venus a punto de ser ocultado por la Luna — Crédito: Sergio Montúfar
   Venus a punto de ser ocultado por la Luna
   Crédito: Sergio Montúfar

Continúa leyendo Adonde cualquier cosa es única y no va a haber nada igual