Día del amigo que llega con el hombre a la Luna

El día del amigo en Argentina, como cualquier día del, es de esas celebraciones para recordar algo que aparentemente las personas nunca recuerdan: en este caso, los amigos.

Para algunos, el día del amigo es uno días de los más especiales del año, una justificación más para salir con la gente que quiere, un día en que la prioridad son los otros; para otros representa un día más. Algunos -no necesariamente distintos a los anteriores- se llenan de alegría por la razón por la cual el Doctor Enrique Ernesto Febbraro eligió el día: la llegada del hombre a la Luna; otros se llenan de enojo por la razón por la cual -dicen- se celebra: la llegada de los estadounidenses a la Luna. Los alegres se regocijan, mientras que los enojados van por un mix de viva la amistad, de putos yanquis putos y de celebremos el 19 de julio, en memoria de Fontanarrosa, porque somos re copados, re argentinos, y no nos van estos festejos estadounidenses.

Sin embargo, Febbraro, quién propuso el día y la razón, era argentino –todo un vendido–.

Primer paso de Neil Armstrong en la Luna
Primer paso de Neil Armstron — Fuente: NASA

Fueron ellos los que llegaron a la Luna, celebramos a los otros, a ellos, no a nosotros, a ellos que llegaron primero. El hecho de que los otros hagan algo y nosotros no, ofende, porque ellos solo hacen cosas malas, y nosotros tenemos ego. Ellos tienen cohetes grandes, nosotros ninguno. Y no son nuestros amigos –si no, tendríamos que celebrarlo, obvio–.

Para la ciencia, por el contrario, no es el logro de unos yanquis, es uno de la humanidad. Como en todos lados, por supuesto, hay  excepciones –personas que alardean del su logro–, y los honores, quizás, se los llevan unos pocos. No obstante, es un algo que pudo ser obtenido gracias a los conocimientos científicos y técnicos disponibles hace cincuenta años, que no fueron construidos solo por estadounidenses, sino por todos los humanos a lo largo de la historia.

Entonces, ¿qué mejor día para celebrar la amistad que uno en el que se logró algo gracias a la colaboración de todo el mundo? Es discutible si a este festejo argentino le vendría mejor tener una razón más argentina, pero cambiarlo por envidia y xenofobia parece un poco absurdo.

Y, de paso, ¿por qué es tan importante el día en que se celebra? ¿acaso el resto del año no vale para celebrar la amistad? ¿Realmente es necesario un día en particular para recordarnos que tenemos amigos? ¿Y el resto del año qué? ¿no existen los amigos ni la amistad?

 

Si te gustó este artículo, quizás te interese leer:
A mí luna — una carta a la Luna
El hombre sí llegó a la Luna y el hombre sí pisó la Luna

Otro artículo sobre la llegada del hombre a la Luna

2 comentarios sobre “Día del amigo que llega con el hombre a la Luna”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *