Masa y peso no son sinónimos

Una forma interesante, a mi criterio, de saber qué tan cuidadoso es un científico, en particular un Astrónomo o un Físico, es escuchando como explica qué es la masa: si habla de peso para explicar masa, entonces no va por buen camino.

Dos personas, queso suizo y masa. Del video de @minutephysics

La masa es una propiedad de la materia y se representa matemáticamente con un escalar -con un número-; es lo que hace que las partículas y objetos no viajen a la velocidad de la luz ya que, por definición, una partícula sin masa debería viajar a la velocidad de la luz -como un fotón-; es una medida de lo difícil que es cambiar de un estado con determinada velocidad a otro -con una velocidad distinta-. Por el otro lado, el peso es una fuerza y en el lenguaje de las matemáticas es un vector -es una flecha-. Lo peor es que el peso y la masa ni siquiera tienen las mismas unidades, así que no se pueden sumar ni restar directamente.

Imaginemos una partícula, una cosa tan chiquitita que entra en un punto, sola en el universo -a los científicos les gusta imaginarse estas situaciones sencillas y a los estudiantes de ciencia nos conviene imaginarnos estas situaciones sencillas-. La partícula se llama Mariana. Mariana es un punto solitario y está condenada a una vida aburrida, sin que le pase nada; pero tiene masa y produce un campo gravitatorio.

Ahora supongamos que, de la nada, aparece otra partícula -a los científicos y estudiantes de ciencia también nos gusta suponer estas cosas-. La nueva partícula se llama Daniela, tiene masa -que no necesariamente es igual a la de Mariana- y produce un campo gravitatorio. Si tenemos por lo menos dos partículas -u objetos- con masa aparece un par de fuerzas: fuerzas gravitatorias; una actúa sobre Mariana y la otra sobre Daniela; fuerzas de la misma magnitud pero con sentidos contrarios.

Todavía no ha aparecido ningún peso en el cuento.

Para hablar de peso necesitamos algo más: una superficie que esté quieta respecto a ambas partículas y donde una de ellas -a la que le calculamos el peso- se pueda apoyar. Volviendo a la realidad, Mariana podría ser la representación de la Tierra y estar ubicada como si fuese el centro del planeta; Daniela podría ser una persona -o un auto, o un elefante- parada en la superficie de la Tierra que, como toda persona, experimenta una fuerza hacia el centro del planeta -hacia Mariana-. El piso es esa superficie que está en reposo respecto a Mariela y Daniela en la cual podemos poner una balanza y decir que Daniela pesa sesenta kilos.

Uno podría estar tentado a decir que el peso es una medida de la fuerza de gravedad o una medida de la masa, y en ciertas circunstancias puede ser cierto. Hablar como si masa y peso fuesen sinónimos es otra cosa: un astronauta en la Luna no pesa lo mismo que en la Tierra, pero tiene la misma masa; una persona en uno de esos aviones que caen en picada para simular la mal llamada ingravidez tiene masa, pero no pesa.

Debo dar crédito a este video en Youtube de @minutephysics:
http://youtu.be/ASRpIym_jFM
Afortunadamente, tiene subtítulos en español -con algún par de errores de redacción- así que pueden disfrutar de verlo aun si no saben inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>